Protección respiratoria

  • Las máscaras FFP1 protegen de los polvos y humos molestos, pero no directamente nocivos (partículas sólidas). La máxima concentración de contaminantes permitida en el ambiente es 4 veces el valor límite de concentración*.
  • Las máscaras FFP2 protegen de las partículas sólidas y líquidas nocivas. La máxima concentración de contaminantes permitida en el ambiente es 10 veces el valor límite de concentración*.
  • Las máscaras FFP3 protegen de las partículas sólidas y líquidas tóxicas, así como de las partículas de sustancias carcinógenas y radioactivas, las esporas, las bacterias, los virus y los enzimas. La máxima concentración de contaminantes permitida en el ambiente es 30 veces el valor límite de concentración*.
  • Los filtros A1P2 protegen de los gases y vapores orgánicos, por ejemplo de disolventes, barnices o colas, así como de las partículas sólidas y líquidas nocivas. La máxima concentración de contaminantes permitida en el ambiente es de 10 veces el valor límite de concentración*.
  • Los filtros ABEK protegen de los gases y vapores orgánicos e inorgánicos, así como de los gases ácidos, el amoníaco y los derivados del amoníaco. La máxima concentración de contaminantes permitida en el ambiente es 30 veces el valor límite de concentración*.* El valor límite de concentración indica la concentración máxima permitida de una sustancia en forma de gas, vapor o materia en suspensión en el aire (de respiración) en el puesto de trabajo, sin que se produzcan efectos adversos para la salud, aun cuando la exposición dure en general 8 horas diarias y un máximo de 40 horas a la semana.